Go to Scrumio.com

La historia de Scrum

El germen de Scrum tiene su origen en el artículo The new new development game, escrito por los profesores japoneses Hirotaka Takeuchi y Ikujiro Nonaka, publicado en Harvard Business Review en 1986. En este trabajo aluden a cómo empresas americanas y japonesas habían descubierto una forma de trabajar holística, en fases solapadas, contrapuesta a la tradicional o secuencial, y utilizaban el rugby como metáfora. Se referían a cómo los jugadores avanzaban por el terreno de juego como una unidad: «as in rugby, the ball gets passed within the team as it moves as a unit up the field». Esta era una mención indirecta a la posición de rugby denominada Scrum o melé.

Este artículo fue retomado siete años después, en 1993, por Jeff Sutherland y su equipo en la empresa Easel, donde trasladaron sus conceptos, orientados al manufacturing, al ámbito de la creación de software. En OOPSLA 1995 Sutherland y Ken Schwaber presentaron SCRUM development process, cuyo paper original puede consultarse aquí. Scrum, por las propias experiencias profesionales de Sutherland, nace como contraposición a la metodología waterfall, como forma alternativa de gestionar equipos de desarrollo más eficientemente y de construir mejores productos de software. Sutherland y Schwaber crearon también la Guía Scrum, que es algo así como “la Biblia de Scrum”. Scrum se ha aplicado también en ámbitos diferentes al software, como el hardware, las ventas o el marketing, si bien es en el desarrollo de software donde su aplicación sobresale.

Por cierto, si deseas profundizar sobre la historia de Scrum, quizás te interese el libro Scrum, The Art of Doing Twice the Work in Half the Time (Scrum: El revolucionario método para trabajar el doble en la mitad de tiempo), escrito por el co-creador de Scrum Jeff Sutherland. Personalmente no lo recomiendo: está lleno de “batallitas” redundantes de escaso valor didáctico y a veces parece que lo que más preocupa a Sutherland es dejar claro que él inventó Scrum. Sé que otros agilistas sí que recomiendan esta lectura… Para gustos, los colores.


Los resultados de Scrum

Desde los inicios, Scrum demostró enormes aumentos de productividad, de hasta el 800% según Sutherland. La fórmula de equipos de desarrollo pequeños, multifuncionales y autónomos funcionaba. Conceptos como el de Sprint, Product Backlog o Daily Scrum se han popularizado enormemente gracias a los números.

Traigo a colación las métricas de la empresa Genomica -empresa de bioinformática y que fue una de las pioneras en la adopción de Scrum, allá por el año 2000- antes y después de implantar Scrum, que hablan por sí solos.

Adaptado de Kenneth S. Rubin, Essential Scrum.

Principales organizaciones relacionadas con Scrum

El uso de Scrum ha sido promocionado por diversas organizaciones, entre las que destacan dos: Scrum Alliance y Scrum.org. En particular, Scrum.org ofrece certificaciones de reconocido prestigio y que no caducan para Scrum Master y Product Owner. Destacamos las certificaciones Professional Scrum Master I y Professional Product Owner I, enormemente extendidas en el sector.

Puedes consultar nuestra guía de preparación de la certificación PSM I, así como acceder aquí a nuestro simulador de examen de certificación para Scrum Master.


Scrum y Agile

Scrum es una de las corrientes dentro de Agile, quizás la principal o más conocida, pero ni mucho menos la única. Dicho de otra manera, Agile incluye a Scrum y a otras muchas técnicas y metodologías como Extreme Programming, DSDM, Adaptive Software Development, Crystal, Feature-Driven Development y Pragmatic Programming. En 2001, 17 representantes de estas formas alternativas de hacer software se reunieron para acordar una serie de bases comunes en el Agile Manifesto o Manifiesto por el Desarrollo Ágil de Software. Con el término Agile estos líderes evitaban otros como “light” o “lightweight”, que habían sido empleados hasta entonces.


Scrum a escala

A medida que grandes organizaciones implantaban Scrum, han surgido diversos frameworks de escalado como Nexus, SAFe o LeSS. Por ejemplo, un Nexus (“nodo”) comprende entre tres y nueve equipos Scrum, contempla un nuevo rol, el Equipo de Integración Nexus, e instaura el refinamiento como ceremonia obligatoria.

Hablaremos de estos frameworks de escalado y de las diferencias entre sí en próximos posts.


La actualización 2020 de la Guía Scrum

La nueva Guía Scrum, que reemplaza a la de 2017, es más breve e intenta ser mas concisa y menos prescriptiva (puedes leer también nuestro análisis sobre la nueva Guía Scrum). Entre los principales cambios:

– Ya no se habla de Equipo de Desarrollo, sino de “desarrolladores”. Se pone énfasis en el Equipo Scrum, que es uno solo.

– Se eliminan los roles, que pasan a ser tres “responsabilidades” específicas dentro del Equipo Scrum: los desarrolladores, el Product Owner y el Scrum Master.

– Cada artefacto tiene ahora un “compromiso” asociado: el Objetivo del Producto para el Product Backlog; el Objetivo del Sprint para el Sprint Backlog; y la Definición de Hecho para el Incremento.

– Se introduce el Produt Goal (Objetivo del Producto) como objetivo a largo plazo que da dirección al Equipo Scrum.

– El Scrum Master pasa a definirse como “verdadero líder que sirve”, y no como servant leader. Además, se subraya en el papel del Scrum Master como coach de la organización.

– Se introduce un tercer tema para la Sprint Planning: ¿Por qué este Sprint es valioso?

– Las tres preguntas ejemplificativas para la Daily se eliminan.

– Se elimina la sugerencia de que el refinamiento no supere el 10% de la capacidad del Sprint.

– Se eliminan las especificaciones sobre la Sprint Review

– Ya no es obligatorio que al menos una mejora identificada en la Retro pase al Sprint Backlog.

– El término autoorganizado se sustituye por autogestionado.

– Se elimina mención a que el Equipo de Desarrollo se componga por 3-9 miembros. Ahora indica que, habitualmente, el Equipo Scrum se compone por 10 miembros o menos.


El futuro de Scrum

En este aparatado me aventuro a hacer algunas breves predicciones sobre el futuro de Scrum.

– La Guía Scrum 2020 pretende impulsar Scrum más allá de la industria del software. Quiere hacerlo universal y más accesible. Scrum terminará por hacerse main stream y será el framework de referencia no solo dentro de Agile, sino para crear cualquier tipo de software y casi cualquier tipo producto complejo en cualquier sector.

– Al mismo tiempo, las limitaciones de Scrum como marco de trabajo base serán cada vez más obvias. Scrum solo nos da unas reglas de mínimos, dentro de cuyos límites los equipos tienen una amplia flexibilidad para adoptar las practicas que mejor se adecuen a su contexto. Los equipos tienen la necesidad de profundizar y utilizar otras muchas técnicas, en dos frentes: 1/ la creación de productos de alto valor al menor coste posible y 2/ la gestión de equipos autónomos altamente capacitados.

– La crisis del covid-19 ha acelerado transformación digital, de modo que más y más empresas harán de la tecnología su core y necesitarán de equipos de producto que utilicen Scrum y Agile. A su vez, frente al tradicional entorno de trabajo físico y colaborativo, cuyo símbolo ha sido la “pizarra de post-its” o tablero Scrum o Kanban, se impone la necesidad de fomentar el trabajo en remoto y de fomentar la creatividad en entornos de trabajo “virtuales”.


Imagen: Foto de Fondo creado por jcomp – www.freepik.es

Comparte este post

Publicado por Sergio Rodríguez

Chief Product Officer and Product Consultant for several international startups throughout his career, such as Liftshare.com, Hiyacar and Cardmarket. Agile practitioner for over 10 years and PSPO III certified. Obsessed with creating products that people love.

Posts relacionados

los comentarios están cerrados

Recibe artículos sobre ágil y promociones en tu email.